viernes, 5 de enero de 2007

Hoy es un día especial

¿ Que tiene este día, que lo hace tan especial? Recuerdo esta fecha, el 5 de enero por muchos motivos, esta fecha, una vez al año, es de las muy raras ocasiones en las que duermo inquieto... desde siempre la ilusión de los regalos a la mañana siguiente me mantiene, aún hoy en día, en un sueño intranquilo, mezcla de impaciencia, curiosidad, ilusión... por los regalos, sorpresas y todas las cosas buenas que me esperan. Y que casualidad, que este día y no otro es el cumpleaños de mi querida fantasía, que en mucho menos tiempo, y de una manera tan intensa como los reyes magos a logrado trear a mi, esa misma mezcla de impaciencia, curiosidad, ilusión... y en ese despertar, me ha colmado con regalos, sosrpresas, y un montón de cosas buenas.

Así que hoy, fantasía, es tu día, FELICIDADES!!! Me gustaría hacerte un regalo especial, pero no se cúal, que cosa te puede hacer falta, que necesitas... no tengo ni idea, y no es por que no te conozca, como mínimo un poquito, sino por que tengo la certeza de que ya tienes todo lo que necesitas, y lo que no tienes, seguro que lo conseguiras... pero aún así quiero hacerte un regalo, y como sólo puede darte mi amistad, ese es el regalo que hoy, y cada día te ofrezco... fantasía, como yo a ti, tú, puedes pedirme absolutamente todo lo que quieras, que si puedo, te lo daré!

Felicidades, amiga, de todo corazón, y con todo mi corazón!

Por ti alzo un brindis...

BRINDIS

He aquí dos rosas frescas, mojadas de rocío:

una blanca, otra roja, como tu amor y el mío.

Y he aquí que, lentamente, las dos rosas deshojo:

la roja, en vino blanco; la blanca, en vino rojo.

Al beber, gota a gota, los pétalos flotantes

me rozarán los labios, como labios de amante;

y, en su llama o su nieve de idéntico destino,

serán como fantasmas de besos en el vino.

Ahora, elige tú, amiga, cuál ha de ser tu vaso:

si éste, que es como un alba, o aquél, como un ocaso.

No me preguntes nada: yo sé bien que es mejor

embriagarse de vino que embriagarse de amor...

Y así mientras tú bebes, sonriéndome - así,

yo, sin que tú lo sepas, me embriagaré de ti...

José Ángel Buesa

2 comentarios:

fantasía dijo...

¡jooooo! me has emocionada... muchas gracias, eres muy generoso conmigo. A mí también me hubiese encantado celebrar mi cumpleaños contigo, y no sólo el cumple, compartir esta experiencia q comenzó ya hace días, aunque mañana sea el día oficial. Pero bueno, de algún modo estás con nosotras (en este momento incluso al otro lado del monitor ;-)
Muchas, muchas gracias por tu regalo, por regalarme las palabras tan bien hilvanadas de uno de los grandes.
Besitos bien calentitos ;-)

Anna dijo...

Que chulo el poema de este buen hombre, no?
Me gusta eso de los petalos con le vino.. mmmm...
Y chin chin tambien!